Qué hacemos

Nuestro mayor valor es el hecho de concebir que el ser humano y la naturaleza forman parte intrínseca de un mismo Universo, y que son esas complejas interrelaciones las que dan origen a nuestra forma particular de cultura. En este sentido, ningún hecho u obra humana debe desarrollarse a costa de perder esas conexiones vitales. Por eso, los Arhuacos complementamos tales hechos con trabajos espirituales orientados por las Ati y los mamu, cumpliendo el Deber de mantener ese Equilibrio con base en el reconocimiento y respeto de los demás seres, las diferentes culturas humanas, la naturaleza y el universo.

Pero también creemos que tal responsabilidad no debe ser solamente de las culturas indígenas de la Sierra Nevada; si bien es deber de todos los seres humanos procurarse bienestar, ello debe lograrse con el máximo sentido de responsabilidad dado el frágil sistema de vida de nuestro planeta ante los privilegios exclusivos de los hombres. 

Son esas las razones por las que compartimos con el resto de la humanidad, nuestra inquietud por la conservación de la naturaleza como fuente de recursos para la sabiduría y la vida de las sociedades, pero la asumimos como compromiso porque consideramos que tanto los bienes como las condiciones naturales que satisfacen las necesidades humanas, no solo son deudas adquiridas con nuestra futura generación, sino, son patrimonios universales que llaman a la reorientación de los juicios de valoración y las lógicas racionales que puedan poner en peligro tal equilibrio y con ello nuestra propia existencia.

que-hacemosque-hacemos