Séymuke

El concepto séymuke hace alusión a la naturaleza primigenia en su estado más puro constituyendo una reserva de fuerza creadora, una dotación espiritual presente en todo humano que expresada en una persona específica se puede ver como un don, un carácter especial o un poder sobrenatural. Aunque existen en el entendimiento Arhuaco séymuke en diferentes estados, el más importante y vital para el pueblo es el conformado por los niños seleccionados que van a recibir todo el conocimiento propio. Estos niños son seleccionados dado su poder innato gracias al privilegio de la naturaleza, es decir, nacen para ser séymuke.

El éxito de la conservación, recreación y transmisión de los conocimientos Arhuaco se cimenta en los séymuke que inicia desde el momento de identificación de ellos, proceso que se lleva a cabo desde antes de nacer y confirmado durante el proceso de Bautizo. Los encargados de definir esta labor tan importante son los mamu. Efectuada la identificación, estos niños tendrán un trato diferente respecto de los normales: su alimentación básica es preparada con productos propios especiales para el caso; de ninguna manera pueden comer sal por lo tanto tampoco los llamados guisos, aliños, condimentos, grasas o sus derivados; la única proteína animal que consumen es de origen animal no doméstico (sisío yi, kotiwima, iwanu, yekuntanu, etc.). Cuando llegan a la etapa en que ya no dependen de la leche materna y comienza a hablar son llevados a un centro de práctica cultural llamado Kankurwa donde permanecerán hasta culminar su formación. Durante este tiempo tienen compañía de los padres y los mamu instructores, siendo el proceso formativo como una especie de aislamiento de los estímulos externos desfavorables tales como fiestas no ceremoniales y en general actividades rutinarias que no van a retroalimentar el aprendizaje.

Naturalmente, la enseñanza que se le imparte a estos séymuke es un largo proceso de ilustración que culmina como una especie de graduación cuando son casados con sus respectivas parejas, un acto de ascenso al máximo desarrollo espiritual, con el cual se convierte en un gran sabio y líder orientador del pueblo. Esta enseñanza que se transmite entre los mamu es cíclica ya que después de llevar a cabo este aprendizaje extenso y convertirse en máximo jefe orientador y conservador de todos los saberes iniciará la enseñanza a sus nuevos sucesores manteniendo de esta manera el legado cultural vivo a través del tiempo.

Los Mama son las personas que poseen el conocimiento y dominio de la Ley de Origen. Son las máximas autoridades espirituales del pueblo Kággaba y son los encargados de conservar, cuidar, trasmitir y administrar los saberes ancestrales. Los Mama a través de un largo proceso de aprendizaje, de instrucción y de práctica, logran desarrollar la formación espiritual, cultural y física que les permite ser dueños de las normas o principios establecidos desde la creación del Universo para cada uno de los seres que lo componen. El conocimiento que los Mama adquieren es sagrado y constituye un secreto cultural que les permite interpretar el Universo y actuar de acuerdo con ello. Así los Mama adquieren la facultad de comunicarse con la Madre Universal, Jaba Sé, a ella se le consulta cualquier situación que requiera decisiones o acciones individuales o comunitarias, y es el Mama quien da las instrucciones y los pasos a seguir para guiar los trabajos tradicionales que deben realizarse.

Por lo tanto, el conocimiento y función de los Mama, es el soporte fundamental de la cultura Kággaba. A partir de ahí se materializan los principios culturales de convivencia armónica y de equilibrio con la naturaleza y entre todos los seres, de acuerdo con la concepción de gente-naturaleza como una unidad integrada, donde el desorden, la enfermedad o el daño a alguno de ellos, acarrea la destrucción del otro y a la vez la desintegración de la cultura.  El conocimiento de los Mama es permanente. La preparación ideal es desde niño y luego pasa a una segunda etapa fundamental que ya es con su pareja, con la Mujer. Ningún Mama se forma en la observancia y cumplimiento de la Ley propia sin la Mujer. Así, ellas son la principal fuente de poder para adquirir y manejar los asuntos espirituales y culturales. Cuando ellas han pasado por ese proceso de formación, similar al de los hombres Mama, se les llama Saka, las mujeres Mama.

seymuke1seymuke1