Tecnología para la Cultura

¿Puede LA TECNOLOGÍA  ser un verdadero jugador y una herramienta estratégica que balancee la  cultura y las  preocupaciones sobre la privacidad y la propiedad intelectual para el conocimiento milenario del Pueblo Arhuaco?  

La RESPUESTA es un contundente SÍ.

De hecho hemos tenido claridad  de que el uso de las modernas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC)  no solo debe contemplarse desde el aspecto socio-económico como  la posibilidad de utilizarlas para dinamizar una agenda de desarrollo, sino, para crear capacidad de procesamiento de información y la habilidad de crear redes de beneficio mutuo que puedan fortalecer a un Pueblo indígena a partir de la revitalización lingüística, cultural y comunicativa propias.  Así que para los arhuacos lo más importante es la apropiación efectiva de las TIC mediante la capacitación de nuestra propia gente no solo en el uso sino, en la producción de contenidos pertinentes en términos lingüísticos, culturales y objetivos perseguidos.  

De acuerdo a lo anterior, creamos un “Centro de Comunicaciones”  llamado Zhingoneshi, con el propósito de construir una política de protección, uso y manejo de la imagen y el sonido como propiedad colectiva de los Pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta. En efecto no es nuestro interés principal entrar en el mercado de contenidos digitales y culturales, sino, convertirlos en Patrimonio del Pueblo.

Y actualmente estamos trabajando en nuevos  proyectos que trasciendan el mero uso de las tecnologías de punta o que solo aboguen por salvaguardar patrimonios culturales. Ponemos de relieve las TIC que aporten en  el fortalecimiento del Gobierno Propio como pilar fundamental de la Autodeterminación y la Autonomía del Pueblo Arhuaco; esto significa adaptar las tecnologías a nuestros entornos organizacionales  y  toma de decisiones  como la  formulación de políticas públicas, monitoreo de las principales acciones llevadas a cabo dentro del territorio, gestión de indicadores sociales y establecimiento de  redes de comunicación y colaboración  de las autoridades. 

En este último proyecto hemos contado con apoyo de DPS, Fundación Give to Colombia y Microsoft.

 

tecnologiatecnologia